El Cambio se Avecina Para El Sur de Omaha: El Voto Latino Impactó los Resultados de las Votaciones

Como resultado del esfuerzo del Centro Laboral en incrementar el número de votantes en el Sur de Omaha, se vió un incremento del 26 por ciento en las Elecciones Generales de Medio Término del 2014 comparado a las Elecciones de Medio Término del 2010. Este año, 8,147 votantes del Sur de Omaha salieron a votar para elegir al nuevo gobernador de Nebraska, comparado con 6,464 votantes que votaron en las del 2010. Dicho incremento fue influenciado por el arduo trabajo involucrado en el proyecto Yo Voto Por Mi Familia del Centro Laboral. Este trabajo incluyo registrar a 1,000 nuevos votantes, visitar 5,000 hogares, hacer 6,592 llamadas telefónicas y educar a 600 posible votantes por medio de talleres.

“El concepto detrás del proyecto Voto Por Mi Familia es enviar el mensaje de que si yo voto, no sólo voto por mi mismo sino también por mi familia,” dijo Christian Espinosa, coordinador del programa de participación cívica del Centro Laboral.

El proyecto está diseñado en base a la tradición cultural de que los Latinos son profundamente comprometidos con su familia y en usar este concepto para involucrar a la comunidad Latina en el espectro político por medio de participación cívica. La metal es movilizar y organizar a la comunidad del Sur de Omaha y motivar a los Latinos a votar en cada siclo de elecciones.

El proyecto Yo Voto Por Mi Familia consiste en visitar hogares, hacer llamadas telefónicas, ofrecer talleres educacionales acerca de las opciones en cómo ejercer el voto y de foros comunitarios para discutir temas que afectan a la comunidad, en particular a los Latinos.

“Este proyecto se ha ido reestructurando solo y mejorando significantemente en cada elección,” dijo Espinosa. “Cada vez descubrimos nuevas formas de obtener mejores resultados y ser mas eficaces hacia nuestra meta.”

Este año, el Centro Laboral utilizó la aplicación móbil, MiniVan, cuando visitaron a los votantes a sus casas. Esto permitió que el Centro Laboral tomara pistas de las respuestas hacia la iniciativa del salario mínimo y hacia el bono para las escuelas públicas de Omaha, como también darles seguimiento a las personas que deseaban votar temprano y recibir la boleta de votación por correo, o hacia aquellas personas que requerían el formulario de registración.

“Nos apoyamos fuertemente en la tecnología, mapas, folletos con información y bases de datos para poder completar este proyecto,” dijo Espinosa.

Mientras que el uso de la tecnología y otros recursos fueron vitales para este proyecto, el éxito no hubiese sido tanto sin la ayuda de voluntarios y del personal. Este año, el Centro Laboral reclutó a personas de la comunidad, de las escuelas preparatorias, de las universidades y de otras organizaciones como voluntarios. También se contrató a tres empleados de medio tiempo para sacar el trabajo adelante.

“Con voluntarios y empleados que salieron a buscar a los votantes del Sur de Omaha, pudimos obtener la atención de la comunidad y pudimos educar a muchos de ellos acerca del proceso electoral,” dijo Dayana Lopez, coordinadora de relaciones públicas en el Centro Laboral.

El Centro Laboral comenzó sus inicios de organizar y movilizar el voto Latino para la elecciones primarias de Mayo 13. En preparación para el día de las elecciones, 40 voluntarios hicieron llamadas y otros 80 visitaron 900 casas en un día.

“Los voluntarios son esenciales para lograr un incremento de votos y para organizar una campaña exitosa.” Dijo Espinosa.

Después de las Elecciones Primarias, 80 nuevos voluntarios se apuntaron para ayudar con el proyecto alcanzando un total de 200 voluntarios desde enero.

“Yo creo que lo que hace el Centro Laboral es la única forma de mejorar nuestra comunidad porque como miembros de esta comunidad, estamos aprendiendo como participar en política y causar un impacto en los asuntos que nos afectan a nosotros,” dijo Aracelis Covarrubias, voluntaria del Centro Laboral.

Covarrubias trabajó como voluntaria en el Centro Laboral, junto con sus tres hijos, por dos meses, haciendo llamadas telefónicas y visitando a los votantes en sus casas.

“Mi parte favorita de este proyecto es que nos ayudamos los unos a los otros como familia y miembros de esta comunidad,” dijo Covarrubias. “Yo emocionaba en ayudar a educar a la gente acerca de la importancia de que ejerzan su voto; hasta involucre a mis hijos para que ellos aprendieran también.”

Profesores de clases con énfasis en aprendizaje de servicio, de la universidad de Nebraska en Omaha (UNO), también colaboraron en el proyecto en una manera única: ellos intercambiaron tiempo en servicio comunitario, con el Centro Laboral, por puntos académicos hacia la clase.

“Yo quería que mis estudiantes tuvieran una experiencia transformadora por medio de su participación en el proyecto de Yo Voto Por Mi Familia,” dijo la doctora Claudia Garcia, profesora asociada en UNO.

“Estas oportunidades han impactado a los estudiantes en el aspecto lingüístico porque se dan cuenta que tanto entienden el idioma, aparte, también los expone a la comunidad del Sur de Omaha, a los Latinos y su cultura como también a aprender los asuntos y problemas reales que están ocurriendo alrededor de ellos,” dijo la doctora Garcia.

Uno de los aspectos más efectivos del proyecto fue visitar a los votantes en sus hogares. Empleados y voluntarios del Centro Laboral visitaron los 18 precintos en el Sur de Omaha, pero se enfocó más en aquellos precintos con mayor cantidad de votantes Latinos. Se les dió información a los votantes acerca del perfil de cada candidato postulándose para puestos federales y estatales y acerca de cómo funcionan las elecciones en Nebraska. Después, los voluntarios le dieron seguimiento, por medio de llamadas telefónicas, a los votantes para asegurar que tenían toda la información necesaria antes de salir a votar. “Si una personal no era elegible para votar, la mayoría de ellos, nos referían a otros – familiares o amigos - que si son elegibles. Entonces, nosotros visitamos a esas personas y los registrábamos y les entregamos información acerca de cómo votar, nosotros íbamos, los registramos y les dimos información acerca de las votaciones y de los candidatos y así fué como actualizamos nuestra base de datos e incrementamos los números de votantes,” dijo Espinosa. “Por medio de esto, pudimos actualizar nuestra base de datos y esencialmente incrementar el número de votantes.”

El Centro Laboral continuará éste proyecto en el 2015 para estar preparados para las Elecciones Presidenciales del 2016 y espera seguir incrementando el numero de votantes en el Sur de Omaha y en otros lugares del área rural de Nebraska.

“El 26 por ciento en crecimiento de votantes en éstas elecciones es un paso hacia la dirección correcta,” dijo Sergio Sosa, director ejecutivo del Centro Laboral. “Pero nuestro trabajo aún no esta terminado.”

Sosa ve la conexión importante entre líderes y lideresas y entre asuntos y problemas que afectan la comunidad con el resultado de votos.

“El voto Latino está conectado con los asuntos y problemas que afectan a las familias por lo tanto, no debe ser ignorado o negado por políticos o por nadie más,” afirmo Sosa.

Durante 30 años de experiencia, Sosa firmemente ha creído en la auto-eficiencia – el ha entrenado a líderes y lideresas en cómo ellos pueden encontrar soluciones a sus problemas y crear cambio. Un cambio que será más permanente en la medida que estemos concientes de contruir desde las bases una couta de poder colectivo.

Sin embargo, los esfuerzos por organizar y movilizar a toda una comunidad y educarles en cómo convertirse en votantes constantes y participantes de cuestiones cívicas, toma a más que solo un individuo o una organización.

Sosa, reconoce que el proyecto Yo Voto Por Mi Familia no hubiese sido posible sin el apoyo de la comunidad y sus líderes y lideresas.

“Quiero agradecer a todas las instituciones sociales, religiosas y educativas, y también a los miembros de la comunidad que colaboraron todo el año, para ayudar a que nuestros esfuerzos fuesen un éxito,” afirmo Sosa.

BlogHWC Staff